¿Qué es “El Internet de las Impresoras“?

Hay muchos rumores sobre el tema “Internet of Things” (“Internet de las Cosas”) en estos días, y seguirán aumentando, especialmente en algunas áreas comerciales en donde se comprueba un impacto mayor. La sensación más común es que el IoT, a lo largo del tiempo, pueda cambiar las reglas del juego en algunas industrias, y nosotros estamos de acuerdo con esta visión.

La pregunta es: ¿se puede aplicar también a las impresoras

Entonces, el objetivo de este artículo es tratar de explicar qué sucede cuando reemplazamos la palabra “Things” (“Cosas“) con la palabra “Impresoras” aplicando el paradigma que ha sido definido como estándar para el IoT al comercio de las Impresoras. Para hacer esto trataremos de responder a las preguntas siguientes:

  • ¿El Internet de las Impresoras tiene sentido según la perspectiva comercial?
  • ¿Cuál facilitador de tecnología se necesita / está disponible?
  • ¿Quién sacará provecho de ello?

Empecemos con una definición: “The Internet of Things (IoT) es una red de objetos físicos que contienen una tecnología integrada para comunicar y sentir o relacionarse con sus estados interiores o el contexto exterior”. (Gartner)

Las implicaciones de este paradigma pueden ser muy diferentes, depende del tipo de “Cosas” que estamos analizando. Por ejemplo, nadie puede instalar una Estación Meteorológica Netatmo con un sensor de lluvia en su jardín, y crear una Receta IFTTT que, cuando empieza a llover, apaga su sistema de riego del jardín, cambia el color de sus lámparas Hue y le envía un mensaje diciéndole que todo lo que ha dejado fuera de su casa está a punto de mojarse. La vida es un poco más agradable ahora, pero no existe un valor comercial tan elevado en ella. 

Si aplicamos el concepto del IoT a un proceso comercial, seguramente notaremos mejoras enormes y beneficios tangibles; esto por qué en un entorno basado en el IoT, la interacción humana y la consiguiente fricción elevada, la pérdida de tiempo y el coste elevado, se reducen a casi nada.

Éste es el punto clave. El IoT es una oportunidad excelente para mejorar los procesos comerciales, porque permite la interacción Máquina-a-Máquina: la transición desde un proceso manual, humano, lento y propenso a errores, hasta uno automático como el M2M (Máquina-a-Máquina) que puede transformar un problema costoso en una solución provechosa.

¿Y qué pasa con las Impresoras?

Las Impresoras son unas candidatas excelentes para el IoT, por varias razones:

Consuman mucho – Tóneres, Tambores, Papel, costes energéticos mayores con respecto al coste del dispositivo mismo; alguien (el usuario, el proveedor de servicio, el administrador o cualquier otra parte interesada) paga por ello y, normalmente, siempre hay espacio suficiente (y margen) para mejoras en materia de costes. 

Gastan mucho –  Gran parte del consumo de Tóner y Papel de una impresora se desperdicia, por muchas razones y, la mayoría de ellos están fuera de control.

Necesitan gran mantenimiento – Normalmente Usted usa un Ordenador o un Servidor por muchos años sin abrirlos jamás, y sin realizar un chequeo técnico; en cambio, su impresora necesita un flujo continuo de reemplazos de consumibles y una actividad de servicio frecuente; cuanto más use su impresora, mayor tendrá que ser su atención en ella.

Tienen muchos sensores – Una impresora puede comunicarle cuántos miligramos de Tinta / Tóner contiene, en dónde se ha quedado atascado exactamente el papel, cuántas hojas ha impreso por cada formato de papel en su vida y muchas más informaciones. Así Usted podrá saber cualquier cosa sobre sus impresoras – ¡sólo tendrá que hacer la pregunta correcta! 

Están conectadas – Todas las impresoras comerciales tienen ahora un puerto de red, y la mayoría de ellas están conectadas a una red Internet habilitada; hay cientos de millones de dispositivos de impresoras en todo el mundo, ya conectadas a Internet y listas para el IoT.

Resumiendo: Las Impresoras son perfectas para la interacción M2M, ya que éstas pueden aportar un valor añadido a través del control y la automación, más que muchas otras “Cosas”.

Pero para conseguirlo, Usted necesita una tecnología adicional…

Las impresoras de red usan un protocolo software común, llamado SNMP (Simple Network Management Protocol), que le permitirá hacerles “preguntas” basadas en un idioma estándar. El SNMP es un protocolo estándar de términos generales, pero cada fabricador de impresora adopta un dialecto específico (el “MIB privado”), que les complica la vida a los programadores del software de supervisión.

La primera herramienta tecnológica que se necesita es un software de Recopilación de Datos que pueda consultar las impresoras de todas las marcas y modelos, y proporcionar respuestas coherentes, correctas y detalladas procedentes de sus sensores.

Luego Usted necesitará una plataforma Base de Datos Cloud para recolectar, ordenar y normalizar esos datos, al fin de almacenarlos y ponerlos a disposición para los procesos comerciales. Usted podría por ejemplo almacenar todos los datos localmente en sus servidores, pero si planeara recolectar datos de cien (o miles) dispositivos, el método más seguro es el de confiar en un servicio Cloud para asegurar escalabilidad, disponibilidad y seguridad.

Por último, pero no por eso menos importante, le podría gustar la idea de usar los datos de la impresora dentro de sus propias aplicaciones. En cualquier entorno IoT, la palabra mágica es API – Application Program Interfaces, una serie de llamadas estándares que le permiten a su software de interactuar directamente con la Base de Datos Cloud y, por último, con las Impresoras. Usando las APIs su aplicación podrá acceder a los datos procedentes de las Impresoras (independientemente de los miles de impresoras que posea), de la manera más sencilla e inmediata, sea para el usuario que para el programador.

Estos tres elementos (Recopilación de Datos, Base de Datos Cloud y APIs) son necesarios, en definitiva, para permitir el “Internet of Printers”: programadores de software, usuarios y proveedores que elaboran o usan aplicaciones y procesos comerciales orientados a mejorar el uso y los costes de las Impresoras, pueden aplicar el IoT a su mundo.

La manera más fácil y rápida para alcanzar este objetivo es potenciar un Servicio Cloud como MPS Monitor, que ofrece estos tres elementos antes mencionados en una plataforma individual y en un modelo de subscripción basado en la licencia SaaS reduciendo así, casi a cero, el esfuerzo necesario para el desarrollo del software y su integración.

¿Quién puede beneficiar del “Internet of Printers”?

  • Los Clientes pueden verse aliviados de los problemas relacionados con la compra de consumibles y pueden beneficiar de menores desperdicios de consumibles, mejor mantenimiento y soporte, mejor utilización de recursos, mayor control en el uso de bienes y su gestión directa.
  • Los Proveedores y los Productores pueden beneficiar del perfeccionamiento de los procesos, de la diminución de los costes, mantener a sus clientes más felices y más fieles, mientras consiguen una gran cantidad de datos sobre el uso de las impresoras, en donde se pueden realizar análisis y previsiones para mejorar sus modelos comerciales y desarrollar estrategias más específicas. 
  • El medio ambiente puede, en definitiva, sacar provecho de ello, evitando desperdicios y reduciendo el consumo de sustancias contaminantes como tóneres o innecesarios gastos de papel.  Además, el impacto sobre el consumo de papel se puede compensar con una Reforestación a través de PrintReleaf.

 

Nosotros creemos firmemente que una estrategia transparente para el potenciamiento del IoT en las Impresoras, dirigida a mejorar los procesos y a reducir los costes, llevará al éxito a todas las partes interesadas y aumentará los márgenes, la satisfacción de los clientes y la huella medioambiental.

¡Pruebe MPS Monitor gratis en su flota!